Inteligencia Artificial y robótica ¿Tecnologías Transversales?

¿Sabías que desde la antigüedad se habla de herramientas que facilitaran las tareas que desempeñan los seres humanos frecuentemente? Hasta en los bocetos de Leonardo Da Vinci se visualizan ideas de lo que hoy son innovaciones. Históricamente, se encuentran varias alusiones a los diseños, creación y desarrollo de tecnologías que hoy han tomado forma en lo que conocemos cómo inteligencia artificial y robótica. Las ideas que han dado pie a estas tecnologías se han materializado gracias al incremento en actividades industriales. Dichas actividades han impulsado la necesidad de diseñar herramientas que ayuden a realizar tareas percibidas cómo repetitivas. 

 

Pero, al mismo tiempo, en el mundo del cine se han conceptualizado ideas erróneas alrededor de la inteligencia artificial y la robótica. Las producciones cinematográficas pueden dar pie a miedos tales como a la emancipación robótica, especialmente aquellas basadas en ciencia ficción. Por lo cual, estas situaciones se pueden presentar ante la falta de conocimiento acerca del funcionamiento de tecnologías emergentes, tales como la inteligencia artificial. Pero, ¿sabías que estas tecnologías ya se han permeado en la cotidianidad? Podemos encontrar el desempeño de las mismas en funciones tales como Siri, la asistente personal de Apple, las sugerencias de Netflix o Spotify, y las sugerencias de búsqueda de Google. 

 

Del mismo modo, la integración de estas funciones en herramientas que son utilizadas cotidianamente y la identificación de las mismas incentivan a afrontar miedos alrededor de su implementación en otros aspectos o entornos. Existen situaciones en las que la estigmatización de la inteligencia artificial y robótica puede ser contraproducente, ya que hay escenarios en los que su implementación puede llevar a grandes beneficios. Las ciencias que fundamentan la generación de herramientas o soluciones compuestas por tecnologías novedosas, conforman metodologías aprobadas con alto impacto académico e investigativo tales como la STEM. La metodología STEM, por sus siglas en inglés; Science, Technology, Engineering, Mathemathics, que traducen a ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, ha contribuido positivamente en procesos de aprendizaje. En este espectro, dicha tecnología ha hecho más amigable la apropiación de capacidades desde edades tempranas, permitiendo a los niños y jóvenes desarrollar habilidades y conocimientos que generen soluciones innovadoras y estrechamente aptas para suplir necesidades reales. 

 

Por lo cual, las aplicaciones de las tecnologías como la inteligencia artificial y robótica que hoy evidenciamos demuestran la transversalidad de las mismas y sus infinitas posibilidades. La existencia de estas herramientas no solo proporcionan la posibilidad de facilitar tareas, sino también cumplir propósitos cómo salvar, asegurar y mantener la dignidad y salud de los seres humanos. Y tú, ¿Qué opinas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.