La ética en las tecnologías del Siglo XXI

“… la Inteligencia Artificial provocará la extinción humana en algún momento…” “…una inteligencia superior podría ayudar a los seres humanos a resolver diferentes problemas.” 

– Nick Bostrom, filósofo sueco de la Universidad de Oxford.

Empecemos con...

¿Qué pasa con el uso de la IA?

Así como hemos venido hablando, la Inteligencia Artificial ha presentado un punto de inflexión en la historia, generando grandes ventajas para la humanidad. Pero, así como existen oportunidades, también se presentan sesgos.

La IA al ser entrenada por humanos, existe la posibilidad de que no se diseñe de forma correcta. Dentro del espectro de posibles riesgos se encuentran la posibilidad de que una IA cree discriminación y sesgos, profundice inequidades sociales y económicas, vulnere derechos de privacidad, entre otros.

Es necesaria la creación de protocolos, estándares y regulaciones.

Debido a su rápida expansión y crecimiento, se planteó la necesidad de políticas y marcos normativos a nivel internacional y nacional para hacer frente a los riesgos que se presentan, principalmente en un ámbito ético. Frente a esta necesidad, la UNESCO presentó el 25 de noviembre del 2021 una Recomendación sobre la Ética de la Inteligencia Artificial, proporcionando el primer acuerdo global que permitirá fomentar la regulación de la IA.

Del mismo modo, a nivel nacional, el Gobierno Colombiano publicó en octubre del 2021 el Marco Ético para la Inteligencia Artificial en Colombia, con la intención de limitar los riesgos y maximizar las oportunidades de la IA.

Los pilares y recomendaciones planteados en ambos documentos recalcan la visión de la inteligencia artificial cómo un aliado, por lo cual en AudacIA complementamos nuestra visión y misión con los principios establecidos en los marcos planteados por las entidades internacionales y nacionales.